Liposonix, Liposucción sin Cirugía

El Liposonix o liposucción sin cirugía es lo último en tratamientos para la eliminación de grasa sin pasar por quirófano. Es la última tecnología en ultrasonidos avanzada que destruye permanentemente la grasa en abdomen, flancos, glúteos y cartucheras.

El Liposonix es el tratamiento de remodelado corporal más eficaz que existe actualmente para eliminar la grasa localizada sin pasar por quirófano.

Elimina la grasa localizada sin necesidad de cirugía, sin dejar cicatrices en la piel y contando con las tecnologías de ultrasonidos más avanzadas del mercado. El Liposonix es apto tanto para hombres como para mujeres que tienen como máximo 2 cm de grasa que no pueden quitar ni con dieta ni con gimnasio.

Este tratamiento es ideal para erradicar la grasa localizada en abdomen, cartucheras, flancos, muslos y rodillas. Se conoce como una liposucción sin cirugía ya que destruye por completo la grasa del abdomen y otras zonas del cuerpo.La reducción media de cintura es de 2,5 cm, y los resultados son visibles a las 8-12 semanas dependiendo de cada persona.

El Liposonix actúa como una lupa que pasa a través de la piel sin dañarla para concentrarse en profundidad en los acúmulos de grasa y estructuras adyacentes.

Funcionamiento Liposonix

La tecnología del Liposonix funciona con Ultrasonidos Focalizados de Alta-Intensidad (HIFU) que provocan la eliminación de las células grasas. En las semanas posteriores, el cuerpo eliminará de forma natural las células grasas.

La liposucción sin cirugía al ser un tratamiento no quirúrgico, no requiere convalecencia o baja laboral pudiendo volver de inmediato a las actividades cotidianas.
Sus resultados son visibles con solo un tratamiento y permite personalizarlo para poder tratar áreas “problemáticas” específicas según el tipo de paciente.

El tratamiento es rápido. Se puede realizar en 1 hora y media. Solo es necesaria 1 sesión para ver los primeros resultados sin cirugía.

Liposonix apenas tiene efectos secundarios. Algunos pacientes experimentan hinchazón, moratones, agujetas y rojeces después del tratamiento. Las rojeces normalmente desaparecen después de unas horas y la sensación de hinchazón al cabo de unos días.

A pesar de estos pequeños inconvenientes, los resultados del Liposonix son sorprendentes y la grasa que se elimina en la zona tratada no se vuelve a recuperar.